Con fecha diez de diciembre de dos mil quince, el Excelentísimo Presidente de la República promulga la siguiente:

Ley 003.- Sobre Fuerzas Armadas

Artículo 1°.- Las Fuerzas Armadas existen para la defensa de la Nación, son esenciales para la seguridad nacional y garantizan el orden institucional de la República. Constituyen la fuerza pública y existen para dar eficacia al derecho en la forma que lo determine la ley.

Artículo 2°.- Las Fuerzas Armadas, como cuerpos armados, son esencialmente obedientes y no deliberantes. Son además jerarquizadas y disciplinadas.
En tiempo de paz estarán únicamente formadas por aquellos que se inscriban en según el procedimiento establecido en el artículo 3° de esta ley.
Durante el Estado de Emergencia la totalidad de los ciudadanos a las Fuerzas Armadas se considerarán como parte de las Fuerzas Armadas.

Artículo 3°.- La incorporación a las Fuerzas Armadas sólo podrá hacerse a través de solicitud formal al Presidente de la República, quien definirá en forma definitiva la aceptación del postulante.

Artículo 4°.- Ninguna persona, grupo u organización podrá atribuirse los objetivos de las Fuerzas Armadas, sin autorización otorgada por una ley aprobada en conformidad a ésta.

Artículo 5°.- Los Oficiales de las Fuerzas Armadas serán designados por el Presidente de la República, que reúnan las calidades que para ejercer el cargo de senador; y dependerán completamente de este, pudiendo ser removidos de su cargo cuando el Presidente de la República lo estime conveniente.

Artículo 6°.- Los nombramientos, ascensos y retiros de los oficiales de las Fuerzas Armadas se efectuaran por orden del Presidente de la República.

Artículo 7°.- Habrá un Consejo de Seguridad Nacional, presidido por el Presidente de la República e integrado por los miembros del Senado y del Tribunal Supremo.

El Consejo de Seguridad Nacional podrá ser convocado por el Presidente de la República o a solicitud de dos de sus miembros y requerirá como quórum para sesionar el de la mayoría absoluta de sus integrantes.

Artículo 8°.- Serán funciones del Consejo de Seguridad Nacional:

a) Asesorar al Presidente de la República en cualquier materia vinculada a la seguridad nacional en que éste lo solicite;

b) Presentar su opinión frente a algún hecho, acto o materia, que a su juicio atente gravemente en contra de las bases de la institucionalidad o pueda comprometer la seguridad nacional;

c) Recabar de las autoridades todos los antecedentes relacionados con la seguridad exterior e interior del Estado. En tal caso, el requerido estará obligado a proporcionarlos y su negativa será sancionada en la forma que establezca la ley, y

d) Ejercer las demás atribuciones que la ley le encomiende.

Los acuerdos u opiniones a que se refiere la letra b) serán públicos o reservados, según lo determine para cada caso particular el Consejo.

Tómese razón, comuníquese, regístrese y publíquese.-

Tomás Ríos

Presidente de la República de Rino Island