La prominente cadena de restaurantes Pop’s Eatery anunció recientemente planes para derribar la histórica Mansión Cash en Santiasco y reemplazarla con un restaurante de comida rápida. Disgustados por la inminente destrucción de un hito nacional, dos docenas de estudiantes de historia han rodeado el sitio, retrasando la demolición del edificio