El Sr. Luis Felipe Lugo es un destacado micronacionalista. Nacido en 1989 en Colombia, es un Ingeniero en Telecomunicaciones que desde 2007 es Jefe de Estado en la Micronación de El Dorado, la de mayor trayectoria en el micronacionalismo hispano. Fundador de la Organización de Micronaciones Unidas, de la Organización de Micronaciones Americanas y la Comunidad Centroamericana y Caribeña de Micronaciones. Hoy conversaremos con el de su vida, su mandato y más.

El Estado Social de El Dorado

·         ¿Recuerda su primer acercamiento con las micronaciones? ¿Cómo fue?

R: Primero un cordial saludo a ustedes, al gobierno rinoislandés y a todo Rino Island. Básicamente todo comenzó entre 2006 y 2007 cuando estaba con los proyectos de la aviación virtual y los primeros ensayos de cohetes que hicimos con varios amigos. Les comenté que en el campo que usamos como pista de pruebas, que si ese terreno fuera entonces nuestro propio país para tener nuestro código de vuelo y matrículas propias. Después fue cuando conocí por consultas en Internet, sobre el micronacionalismo y encontré varias micronaciones tanto hispanohlablantes como angloparlantes. A finales del 2007 fue cuando en medio de un mensaje de correo respondí “dando respuesta desde El Dorado” y así nació días más tarde nuestra micronación. Cuando creamos el correo informamos entonces en la wiki micronacional, mandamos correos a las micronaciones que conocí y pues tuvimos aceptación rápida.

·         Como fundador del Estado Social de El Dorado (en adelante El Dorado) es testigo de primera mano de esos eventos. ¿Cómo nació esta micronación? ¿de dónde nace la idea?

R: Como respondí en la anterior pregunta, de la aviación virtual y la cohetería nos quedó la idea de tener un país propio. Seguí indagando en Internet cuando encontré las historias de Molossia, Sealand y ya en el ámbito virtual estaba en auge el Imperio Antártico. Luego en diciembre de 2007 fue cuando fue aterrizando la idea de la bandera propia, con la que inclusive marcamos el campo de pruebas y se creó El Dorado, con el nombre de la leyenda, luego de concluir que listo, teníamos nuestro país, todo se iba a modelar de forma virtual, y que algo que nos identificara era precisamente la leyenda. Entonces, El Dorado quedó como el nombre de nuestra micronación hasta hoy. La celebración la hicimos redactando lo que sería el acta de independencia en un café del centro de Bogotá, en toponimia de El Dorado, Bacatá el 17 de diciembre.

·         De las experiencias de esos primeros años, ¿Qué fue lo más difícil que hubieron de enfrentar cómo pueblo?

R: La novatada nos cobró que no teníamos idea de como entablar relaciones diplomáticas, nuestra primera Constitución fue un borrador que nunca se aplicó y que siempre vivíamos corrigiendo. Luego llegaron discusiones internas con varios amigos, que llevaron a crisis políticas con los que quedaron de gobernadores a tal punto que ni hablábamos, nos bloqueamos de redes y ya años después nos reconciliamos, algunos quisieron estar de nuevo, pero otros pasaron a tener una actividad baja o ausente en El Dorado. Creo que trabajar en equipo siempre va a ser el reto más grande para cualquier micronación, trabajo o proyecto en esta vida.

·         Usted fue dirigente estudiantil en sus primeros años, organizando a sus compañeros contra un rector que desempeñaba negligentemente su cargo. ¿Esa política estudiante difiere mucho de su rol político en El Dorado?

R: Mira que es algo curioso, pero al principio tenía compañeros destacados en liderazgo. En ese 2004, uno de mis compañeros era el representante por nuestro salón en el consejo estudiantil. Yo empecé a destacarme como líder en el segundo semestre y me terminé de consolidar durante la revuelta. Considero que fueron las bases para el fundamento político en El Dorado y también para la vida.

·         Mirando las organizaciones en cuya fundación fue participante activo ¿Cómo considera que han resultado? 

R: Cuando fundamos la OMU, OMA, COCECMI, queríamos pasar del plano personal o del plano pequeño, para organizarnos y entendernos ya en un plano más grande, respetando cada punto de vista y de participación. Considero que con la OMU se ha logrado a pesar de sus altibajos, esa consolidación. En la OMA tristemente se perdieron todos los miembros y pues una organización con una sola micronación pues no tiene sentido. COCECMI, la más activa de las organizaciones, hemos sabido crear más que un organismo. Una amistad muy sólida con todos los que pertenecemos allí.

·         El Dorado hoy ¿Cómo se organiza en el día a día, entre política, deporte y actividades regulares?

R: Para no quedarnos sólo con lo político, decidimos impulsar el día a día que El Dorado fuera más real y entonces incursionamos en el deporte. Unos son campeonatos reales, otros son videojuegos, pero con formato previo y el otro ya es una plataforma de fútbol digital. De igual forma seguimos manteniendo nuestra aviación virtual y cohetería, integrado con la mecatrónica. Uno de mis hobbies, la numismática, también comenzó a tener interés a tal punto que ya mi colección particular es un museo. Cada uno de los ciudadanos doradinos fusionamos prácticamente nuestros gustos con El Dorado para hacerlo más dinámico. Proponemos las ideas y las que tengan el respaldo las hacemos prosperar en torno de nuestra micronación.

El hombre detrás del Líder Micronacional de América Latina

·         Sr. Lugo, en la wiki de El Dorado se menciona que su abuelo y bisabuelo le marcaron profundamente en la vida; ¿podría contarnos en que le influyeron en cómo es hoy?

R: Por supuesto. La vida de mi bisabuelo que incluso presenció en carne propia hechos de La Violencia en Colombia, su ejemplo de perseverancia y sabiduría me influyeron en gran manera. De mi abuelo su ejemplo de vida y de lucha por construir lo que se proyecta son legados que me debo sentir orgulloso, que de igual forma debo preservar y son modelos para seguir y a inculcar en mi futura familia.

·         ¿Podría contarnos un poco sobre su experiencia política estudiantil? ¿Cómo se produjo esos eventos de noviembre que llevaron a la caída del rector del Instituto Técnico Militar Francisco José de Caldas?

R: Resulta que el rector del colegio estaba proponiendo cambios que iban en contra del bienestar de los profesores y que también nos afectarían a nosotros como estudiantes. Entre esas prácticamente me acuerdo de que íbamos a tener que comenzar jornadas de clases tan extensa que los horarios de almuerzo iban a ser de 10 minutos y que los recursos al área técnica la iban a llevar a perder la condición de educación técnica industrial y una muy controvertida que le iba a quitar un pequeño bosque con los que cuenta la institución.

Y no solo a nosotros que ya estábamos en la recta final de la secundaria, sino que a los cursos más bajos les iba a ir peor. Varios cursos comenzaron a boicotear las clases, profesores que no iban a laborar en señal de protesta y ya entre los meses de octubre y noviembre la situación se había vuelto tan caótica que ya sabíamos que en diciembre teníamos que ponernos al día en clases para finalizar el año escolar. El rector entonces nos dice eso que si nos toca pasar las fiestas de fin de año estudiando lo haríamos pero que no iba a dejarse intimidar. Luego después que nos haría a todos perder el año o bajar la calificación de la tarjeta de conducta militar. Los últimos días varios compañeros se tomaron el edificio académico y pusieron cadenas a las puertas con varios pupitres atravesados para bloquear los accesos. A eso, la mañana del 25 de noviembre varios compañeros mi curso y yo, bajo dirección mío, nos tomamos varios talleres (edificios donde veíamos las clases de técnica industrial) y sacamos herramientas. Luego a una de las armerías del campo de polígono y sacamos material de guerra. Varios profesores y coordinadores nos dieron su apoyo y a la vez se informó a los padres de familia y acudientes que íbamos a hasta las ultimas consecuencias. El rector que ya había llegado su oficina que era en otro edificio se atrincheró literalmente y por los parlantes anunció que no toleraría actos de rebelión o vandalismo y que si lo que queríamos era que su renuncia, que nunca lo iba a hacer. Nos tomamos entonces toda la institución. Con bombas aturdidoras que activamos llamamos la atención del vecindario y aunque tuvimos nuestros detractores, tuvimos también apoyo de padres de familia, profesores y exalumnos. Yo con varios compañeros estuvimos sitiando la rectoría hasta que por fin tres días más tarde se anunció la dimisión del rector, cuando ya la situación había llegado hasta oídos de la misma Secretaría de Educación. Con el nuevo rector, nos perdonaron a todos los participantes de los sucesos y hasta nos felicitó por haber hecho un proceso que no permitió que se perdiera el rumbo de la institución.

·         Ha sido Jefe de Estado de El Dorado desde 2007 ¿Alguna vez pensó incursionar en política macronacional?

R: Por ahora no, pero tengo un gran amigo que estuvo en los comienzos de El Dorado que ya fue edil dos veces de la localidad donde vivimos. Ahora está presentando su candidatura al Concejo de la ciudad. Yo estoy esperando unos años más para intentar mi incursión en la política colombiana.

·         La wiki de El Dorado señala que realizó el servicio militar en el Sinaí ¿Qué tal fue esa experiencia?

R: Si, hace diez años cuando estaba prestando mi servicio militar, fui seleccionado para el contingente que tiene presencia en la Península del Sinaí con la Fuerza Multinacional de Paz y Observadores; un premio y un honor haber formado parte. Nueve meses donde fueron de las mejores experiencias de vida que pude tener. Conocer otra cultura, conocer e interactuar con personas de otros países y otros idiomas, ver en primera persona la verdadera realidad de Egipto y de Israel, pero, sobre todo, dejar en alto el nombre de las fuerzas militares y de Colombia. Además de poder seguir gobernando en El Dorado a pesar de la distancia.

·         Combinar la vida civil normal y la micronacional a veces es difícil ¿Cómo lo hace? ¿Cuál es la opinión y relación de su familia y amigos con el micronacionalismo?

R: Es saberla combinar. Al principio se tomaba como un juego, luego ya lo ven como un estilo de vida y hasta te aconsejan qué mejorar o qué se lleva bien. Luego también se aprende de la profesión o del estudio, como mejorar en aspectos micronacionales. A raíz de ello, creamos una razón social sin ánimo de lucro en la vida civil, El Dorado Legend Inc. S.A.S y obtuvimos con esfuerzo nuestra certificación ISO 9001:2015 en gestión de calidad, proponiendo un modelo de gobierno con calidad. Eso hace que el micronacionalismo no sea una actividad lúdica sino algo que también sirva para la vida normal y que de la vida normal se pueda trasladar lo mejor al panorama micronacional.

Intermicronacional e Internacional

·         ¿Cómo ve la posición de El Dorado hoy en el concierto intermicronacional? ¿es una potencia?

R: El Dorado ha sido un referente en Suramérica desde su fundación, al no haber demasiadas micronaciones en este plano del hemisferio. En el resto del panorama intermicronacional, para nuestros aliados y adversarios siempre hemos sido fundamentales, así que eso nos impulsa para seguir siendo punta de lanza a nivel intermicronacional. La experiencia de casi 12 años ininterrumpidos de micronacionalismo hacen que El Dorado sea una potencia micronacional; como todo, se tienen sus falencias, pero es la constancia lo que concede la victoria.

·         Rino Island y El Dorado iniciaron relaciones diplomáticas en 2015. ¿Cómo ve el desarrollo de nuestro país, desde su fundación hasta el día de hoy? ¿cree que es posible profundizar los vínculos de ambos Estados?

R: Esperamos en los próximos días el restablecimiento pleno de las relaciones diplomáticas entre El Dorado y Rino Island. De Rino Island admiramos el rápido crecimiento y desarrollo que tuvieron y que no sólo se concentraron en política sino en materia de turismo, investigación e inversión. Esperamos que con el regreso a la vida micronacional, remoten y aumenten esos aspectos que han sido ejes vitales de ustedes. Y sobre todo, que nuestras relaciones diplomáticas aumenten aún más.
 
·         ¿Cuál cree que es la principal fortaleza del micronacionalismo hispano? ¿y cual es el mayor defecto?

R: La mayor fortaleza la veo en que hay demasiada disposición para participar y la mayor debilidad en la falta de seriedad y en la inactividad constante.

·         En relación con la situación política internacional, ¿Cómo ven la Guerra Comercial entre USA-China?

R: Es complicada la situación, pues para nosotros como americanos, casi todo el consumismo proviene de artículos chinos o estadounidenses, sobre todo en tecnología. El dilema es que la ideología política también está en medio de la lucha y es por mostrar cual de los dos es mejor que el otro. Siempre he dicho que el presidente Trump piensa como el empresario que es y que a Estados Unidos la administra no como un país sino como una empresa que debe tener utilidad y respeto. Pero en esta guerra, ya no es por hacer más méritos uno que otro sino ahora se trata más de echarse el agua sucia el uno al otro y los perjudicados son los consumidores a nivel mundial. En la economía interna de sus países, para ellos puede ser beneficioso pues generan mayores empleos o sustituyen con nuevas fuentes de producción si ya no tienen que abastecerse del que ahora es su rival.

·         El cambio climático es una de las mayores preocupaciones del mundo ¿Cómo cree que han avanzado las potencias en este sentido?

R: En el marco de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, se menciona que todos los países del mundo deben tener políticas económicas, sociales y medioambientales con el fin de mejorar la calidad de vida. Desafortunadamente por la guerra comercial, los conflictos en el este de Europa y en Oriente Medio, han hecho que poco se avance en este marco de mejora. En boca de la gente de a pie, hablan como si a partir del 2030 comenzaran a escasear los recursos o que nos viniera un mundo apocalíptico. Puede que haya razón, como puede que no. Primero creo que debería haber una conciencia de la ciudadanía por mejorar las conductas de cuidado con el medio ambiente, y luego exigir a los gobiernos para que se apersonen de sus responsabilidades para prevenir que se siga deteriorando el planeta.