S.E don Guillermo Hansbreck fue invitado a la sesión del dia de hoy del Gran Senado de Rino Island, donde pudo dar un discurso al pleno. También estuvo invitada a la sesión el resto de la comitiva miurensa. 
El discurso fue el siguiente:

Honorable Gran Senado de la República de Rino Island; apreciado señor Marco Antonio Rino; respetable señor Benedetto Samperi; distinguidas autoridades presentes; estimados:

Vuelvo a esta cámara legislativa en señal de profunda admiración hacia este proyecto surgido gracias al incesante trabajo de sus administradores. El señor Marco Antonio Rino, Presidente de la República, está ejerciendo un liderazgo incontestable que conduce al país hacia un futuro seguro y estable y despeja toda duda sobre la permanencia de Rino Island en el micronacionalismo. Juntos, Miurer y Rino Island seguirán contribuyendo con un mensaje por la cultura como motor de actividad y seriedad. 

Yo, Guillermo Hansbreck, recibo con enorme gozo la Legión de Honor del Tiburón Rinoislandés, la mayor condecoración del microestado. Es un reflejo de la sincera amistad que el gran pueblo del Pacífico, la potencia cultural micronacional, la católica Rino Island, nos profesa. Los tenaces trabajadores que hacen de cada sociedad un organismo con vida me han reconocido con la Orden Lautaro de la Hermandad de los Pueblos. Es una distinción que sirve para poner de manifiesto la importancia que damos en Miurer a la fuerza laboral, a aquellas personas sacrificadas que son el orgullo de una nación, su razón de ser. Nuestra Constitución, en su primer artículo, considera al país como un Estado social; una declaración que consagra derechos y libertades fundamentales para todo aquel cuyas necesidades, ya sean económicas o de salud, han de resolverse. Los trabajadores se merecen la mayor protección social que un país pueda ofrecer, una legislación laboral eficaz frente a los desmanes de las grandes corporaciones que no sienten nada por una patria y el respeto por todo lo que aportan al bienestar conjunto de una tierra. El libre mercado ha de ser mucho más humano y abandonar la primacía de los desregulados mercados de capitales, tan beneficiosos para una élite terriblemente anticristiana. 

La medalla Andrés Bello, cuyo nombre nos recuerda a una destacada figura del proceso liberador llevado a cabo por todos los pueblos hispanoamericanos, concedida al señor Luis Altarre, nuestro embajador en este querido microestado, nos alienta a seguir mejorando nuestro servicio exterior para que nos podamos acercar aún más a los pueblos con los que tenemos lazos diplomáticos.

Esta visita, rebosante de eventos representativos de la armonía reinante entre ustedes y nosotros, es un paso más en este largo camino que nos queda en el digitalismo.
Muchas gracias por su acogida.

S.E el Presidente Rino agradeció las palabras de S.E don Guillermo Hansbreck, y expresó que la República de Rino Island considera a Miurer como un pueblo hermano. "Ambas micronaciones son ejemplos de la importancia de un desarrollo acorde a las necesidades e intereses propios, pues cada cual va a su ritmo, y nadie mejor que los propios ciudadanos conocen el camino que tomar". 

El senador Benedetto Samperi manifiestó estar agradecido por las palabras, y señaló que "el Estado de Miurer es un importante aliado, y es un orgullo que reciban la Legión de Honor, fundada en 2014, bajo mi gobierno". 

El senador Jordan Pereira, presidente de la Central Nacional Sindical, dijo apreciar que el premio de la Orden Lautaro y la medalla Andrés Bello sean de agrado para Miurer. "Son un pueblo hermano, y los funcionarios de Rino Island en su conjunto expresan así su respeto por el pueblo miurense". 

Con esta actividad finaliza la visita virtual de Miurer a Rino Island. Recordar que el mes pasado fue una delegación rinoislandesa la que hizo el recorrido virtual en la micronación. 


AVISO: la reproducción total o parcial de este artículo o sus imágenes deberá hacerse siempre, en todo tiempo y lugar, indicando la fuente del mismo (Sitio Web Institucional de la República de Rino Island)