Desde su fundación en 2009, Rino Island ha mantenido una constante reivindicación de las Islas de Rino y Podestá, las Rocas Minnehaha y Emily, entre otras, y el arrecife Rivadeneyra. Históricamente nuestro país a tenido por principal objetivo la soberanía sobre tales islas.
El 2 de mayo de 2017 dio inicio a un periodo de gran avance en nuestro desarrollo, desde que el movimiento nacional del Partido de la Unidad Nacional Rinoislandés asumiera la tarea de reorganizar y encauzar el país dentro de objetivos nacionales claros y determinados.
Sin embargo, debido a que nuestras reivindicaciones probablemente se hayan hundido por la actividad volcánica, hemos establecido objetivos nacionales, para así, poder contribuir activamente con la sociedad de Chile e hispanoamérica. 
 En tal sentido, fueron establecidos en el Decreto Ley 003 de 2017 los siguientes objetivos nacionales de la República de Rino Island: 

  • Dar a conocer internacionalmente y a la comunidad en general de los reclamos de soberanía de nuestro país sobre sus territorios en el Océano Pacífico y demás dependencias. Ello incluye toda proyección de la oceanopolítica nacional. 
  • Promover el cuidado, conservación y protección del medio ambiente del Océano Pacífico Sur, especialmente del Territorio Nacional. 
  • Desarrollar una diplomacia que promueva relaciones diplomáticas con gobiernos de Estados soberanos, territorios autónomos, gobiernos en el exilio, y micronaciones serias. 
  • Difundir la cultura micronacional en general, promoviendo un desarrollo nacional original y propio en todo sentido. 
  • Colaborar al desarrollo de micronaciones hispánicas serias, originales, profesionales y responsables. 
  • Mantener una institucionalidad seria y estable, organizada en un sistema jurídico coherente y cohesionado, respetuoso de los derechos humanos y el derecho internacional. 
  • Encauzar la legítima actividad política y el contraste de pareceres de la ciudadanía en medios naturales e institucionales de participación, promoviendo un movimiento nacional de participación democrática y respetuoso de los Derechos Humanos. 
  • Promover acciones concretas de colaboración con la población de los territorios de terceros países donde se encuentren los ciudadanos. 
  • Defender nuestro patrimonio nacional, nuestros derechos de autor, y nuestro contenido original, recurriendo para ello a las instancias necesarias. 
  • Mantener de manera firme un desarrollo institucional que avance hacia el pleno realismo micronacional, esto es que toda institución y actividad se base en acciones reales y no simulaciones. Ello debe ser un objetivo inalterable de nuestra institucionalidad. 
  • Promover las actividades culturales y artísticas de la ciudadanía, y su difusión internacional. 
  • Promover la fe Católica, Apostólica y Romana, que es la de la Nación Rinoislandesa.